La historia del matrimonio Eames y su silla, la más famosa del diseño moderno

En mi nuevo reportaje de Idealista News, te cuento la historia de la silla más famosa del diseño y la decoración moderna:

Charles (1907-1978) y Ray Eames (1912-1988) fueron una pareja de diseñadores americanos que dejaron una marca indeleble en el diseño del siglo XX, abarcando una amplia gama de campos como el mobiliario, la arquitectura, la producción de películas, las exposiciones y la fotografía.

Su enfoque colaborativo y su visión innovadora les permitió crear diseños que eran a la vez funcionales y elegantes, muchos de los cuales se han convertido en iconos clásicos del diseño moderno, destacando por encima de todos, la famosa silla Eames, protagonista hasta nuestros días de tantas estancias, espacios y diseños y muy identificada al estilo nórdico.

Orígenes y colaboración

Charles Eames estudió Arquitectura en la Universidad Washington en St. Louis antes de abrir su propio despacho. Ray Kaiser Eames estudió Pintura con Hans Hofmann y más tarde se involucró en el diseño de escenografías y moda. Se conocieron en la Cranbrook Academy of Art en Michigan, donde Charles y el arquitecto finlandés Eero Saarinen ganaron el primer premio en el concurso de diseño de mobiliario orgánico del MoMA.

Charles y Ray se casaron en 1941 y se mudaron a California, donde continuaron su exploración del diseño y la producción de mobiliario. Fue en esos primeros años cuando este matrimonio estadounidense se propuso crear una silla que combinara comodidad, funcionalidad y estética vanguardista.

Experimentando con materiales

Por aquel entonces, los Eames trabajaron diseñando sillas para el empresario de muebles líder, Herman Miller. Innovaron con materiales como la fibra de vidrio, el plástico reforzado, la madera contrachapada y el aluminio, creando piezas que eran asequibles, duraderas y bellamente diseñadas.

Su amor por el diseño moderno iba más allá del diseño de mobiliario, y el matrimonio Eames también hizo contribuciones significativas en el ámbito de la arquitectura, diseñando y construyendo, por ejemplo, su propia casa en Pacific Palisades, California, como parte del programa Case Study Houses. La Casa Eames es una manifestación de su enfoque de diseño que fusiona funcionalidad con una conexión profunda con el entorno natural.

En cinematografía, crearon más de 100 cortometrajes que abarcaban desde exploraciones de temas culturales y científicos, hasta promociones de sus diseños y conceptos. “Powers of Ten”, un film que explora la escala del universo en potencias de diez, es particularmente notable por su enfoque educativo e innovador uso de gráficos.

Belleza y funcionalidad

El espíritu de todo aquellos que diseñaban tenía un doble objetivo: la belleza y que estéticamente despertara las emociones y el corazón, y que cumpliera una funcionalidad práctica, mejorando de alguna manera la vida cotidiana de las personas.

Así, tardaron ocho años en idear y lanzar una silla de madera contrachapada moldeada, conocida como la Silla Eames Lounge (Lounge Chair), un diseño revolucionario que redefinió los estándares del mobiliario moderno.

Este icono del diseño moderno destacó por su método de producción pionero. El matrimonio Eames empleó una técnica de moldeado en una sola pieza, creando una estructura orgánica y ergonómica que se ajustaba perfectamente al cuerpo humano y que además pudiera producirse en cadena de manera ‘low cost’.

Los Eames presentaron dicha silla al concurso “Low-Cost Furniture Design”, organizado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), en colaboración con la revista “Arts & Architecture”, en 1948. Este concurso estaba enfocado en la creación de muebles accesibles, innovadores y de diseño vanguardista, que pudieran ser producidos en masa para el público general. El objetivo era abordar la escasez de viviendas asequibles y la necesidad de mobiliario funcional y económico en el periodo de posguerra.

Charles y Ray Eames participaron con la intención de explorar nuevas ideas y materiales, y su propuesta destacó por su originalidad y enfoque revolucionario. Utilizaron técnicas innovadoras para moldear la madera contrachapada y fibras, lo que les permitió crear formas complejas y ergonómicas que se adaptaban al cuerpo humano, ofreciendo tanto comodidad como estética.

Plástico, aluminio y fibra de vidrio 

El diseño presentado por los Eames fue la “Silla de madera contrachapada moldeada”, que destacó por su simplicidad, elegancia y funcionalidad. Este diseño no solo ganó reconocimiento en el concurso, sino que también sentó las bases para futuras exploraciones de los Eames en el uso de materiales, como el plástico, el aluminio y la fibra de vidrio en muebles.

Aunque el diseño específico presentado en el concurso no se convirtió inmediatamente en un producto comercial debido a desafíos en la producción en masa y costos, fue el inicio de una prolífica carrera de diseño para el matrimonio. Ellos continuaron perfeccionando sus técnicas, lo que les llevó al desarrollo de la icónica ‘Eames Lounge Chair’ y otras piezas de mobiliario que han tenido un profundo impacto en el diseño de interiores y la arquitectura.

La participación de Charles y Ray Eames en el concurso del MoMA no solo les proporcionó una plataforma para mostrar su talento y visiones innovadoras, sino que también marcó el comienzo de una fructífera relación con Herman Miller, quien sería su principal fabricante. Esta colaboración permitió que sus diseños se produjeran en masa y se hicieran accesibles a un público más amplio, consolidando su lugar en la historia del diseño moderno.

Otras modalidades de la clásica Eames

Además de la clásica ‘Eames Lounge Chair’, los Eames crearon muchas otras modalidades de sillas, entre los que destacan los siguientes modelos, disponibles todavía en la actualidad:

  • Eames Lounge Chair and Ottoman: otro de los diseños más reconocidos de Charles y Ray Eames, que fue lanzado en 1956. Se caracteriza por su uso de madera contrachapada moldeada y cuero, ofreciendo un máximo de confort y estilo. Es un símbolo de lujo y relajación.
  • Eames Molded Plastic Chair: esta línea incluye varios estilos como la silla con base de patas de madera (DSW), la silla con base de torre Eiffel (DSR), y la silla con base de patín (RAR). Fue la primera silla de plástico producida en masa en la historia y se destaca por su versatilidad y colorido. Su uso es el más extendido hoy en día y el más replicado en todo tipo de variantes.
  • Eames Molded Plywood Dining Chair (DCW): conocida por su forma ergonómica y su construcción innovadora en madera contrachapada, esta silla fue diseñada para adaptarse al contorno del cuerpo humano, combinando comodidad con un diseño sofisticado.
  • Eames Aluminum Group Chairs: inicialmente diseñadas en 1958 para una residencia privada, estas sillas son conocidas por su elegante marco de aluminio y suspensión de tela o cuero. La línea incluye opciones tanto para oficina como para exteriores, manteniendo siempre una silueta delgada y moderna.
  • Eames Soft Pad Chairs: una variación del Aluminum Group, estas sillas añaden almohadillas de espuma a la estructura de aluminio para un extra de comodidad sin sacrificar el diseño minimalista y elegante.
  • Eames Wire Chair: con su asiento de malla metálica y su base distintiva, la Wire Chair es una expresión ligera y transparente de la silla Eames. Disponible en varias configuraciones de base, incluida la famosa base de torre Eiffel.
  • Eames Tandem Sling Seating: diseñada originalmente para los espacios de espera de aeropuertos, esta serie ofrece una solución de asientos duradera y cómoda que ha encontrado uso en diversos entornos públicos.

Estas sillas no solo representan el pináculo del diseño industrial del siglo XX, sino que también continúan siendo piezas codiciadas tanto por su funcionalidad como por su valor estético en el siglo XXI. A pesar de los cambios en gustos y tendencias a lo largo de las décadas, la silla Eames ha mantenido su relevancia y estatus como un icono del diseño moderno. Hoy en día sigue siendo admirada y utilizada por generaciones de amantes del diseño en todo el mundo.

A pesar de todas las réplicas que se hacen hoy en día de las sillas Eames, por multitud de marcas y fabricantes, muchos de ellos a precios muy bajos, los diseños Eames auténticos se siguen comercializando a través de la empresa Herman Miller en Estados Unidos, y la empresa alemana Vitra en Europa. Sus diseños se han mantenido fieles a los principios originales de calidad, innovación y accesibilidad.

 

** Reportaje publicado en Idealista News.

 * Si quieres reproducir parte de este artículo o enlazarlo, estaré encantada de que lo hagas, pero por favor: ¡menciona la fuente y el link al mismo! ;-). 

¿Quieres comentarme algo sobre este artículo o proponerme temas para otros reportajes?

¿Quieres que te haga una propuesta de Home Staging o de decoración o conocer mis tarifas?

Sea para lo que sea, ¡LLÁMAME (658915122) O ESCRÍBEME (beatriz@ponlealmaatucasa.com)!

BEATRIZ ARROYO, de Ponle Alma a Tu Casa.